Mauricio Kartun: “Las buenas ideas no existen”

El dramaturgo y maestro de dramaturgia, Mauricio Kartun, fue invitado a dar una charla maestra en el ciclo “Clásicos modernos” y aquí comparto algunas enseñanzas.

Las buenas ideas no existen, dice Mauricio Kartun
Foto de Simon Matzinger – Unsplash

Es habitual escuchar el concepto de idea en el mundo creativo. “Tengo una idea para una película”; “no se me ocurre ninguna idea para hacer una serie”; “cuál es la idea de tu obra de teatro”. etc.

En escritura de guiones, nos referimos al concepto de idea a la búsqueda de crear algo nuevo o encontrar un argumento de una sola línea que nos seduzca como autor, maraville al productor y cautive al público. Entonces, pensamos con la hoja en blanco alguna ocurrencia antes de escribir.

Cuando la obra es un hecho consumado, ya escrita e incluso estrenada, la idea está ahí de manera intrínseca. Pero en el momento de ponernos a crear algo nuevo, Kartun sostiene que suele haber un malentendido: “Cuando uno ve ficción, al terminar uno se queda con una idea. A la hora de producir una ficción, si sigo pensando en ideas, intentaría pensar en buenas ideas. Y las buenas ideas no existen, salvo que se las compre o se las tome a otro. Cosa que es habitual en la industria”. Y agrega: “Es absolutamente imposible acceder a nada original recorriendo el camino que ya recorrió otro.”

Entonces, desde su punto de vista, nos damos con un canto en los dientes cada vez que pensamos alguna idea previa a cualquier escritura, en lugar de imaginar.

Así lo detalla: “El proceso de pensar un argumento y el proceso de imaginarlo, son dos cosas muy diferentes. Imaginar es poner en imágenes. La imagen es una percepción multívoca, no se agota en un sentido. Propone diversos caminos y lecturas. Entonces, a la hora de escribir, si yo parto de una idea, en el mismo momento en que la adopto, he abortado las infinitas posibilidades de imaginación”.

Foto de lee Scott – Unsplash

Uno de los primeros ejercicios que obtuve en mi formación como guionista, es el siguiente: observar una fotografía de algún paisaje y simular que estamos mirando a través de una ventana. A partir de esa pauta, continúan una serie de pasos en los que descubrimos, por nosotros mismos, todo un mundo. Personajes, deseos, conflictos, etc, que no teníamos ni idea que estaban ahí —valga la redundancia— florecen por sí solos. Imaginación pura.

No sabía explicar el funcionamiento de ese ejercicio hasta que escuché al autor de Terrenal decir: “¿Cuál es la única posibilidad de imaginar algo nuevo? Es que vos no sepas en profundidad qué es lo que estás escribiendo. El proceso creador se cumple dentro del objeto creado”. Tan simple como descubrir mientras se escribe.

Invito a escuchar la conferencia de Mauricio Kartun en el ciclo “Clásicos modernos: apuntes de dramaturgia creativa” organizada por la revista Haciendo Cine y Directores Argentinos Cinematográficos, publicada en el canal de YouTube “DirectoresAV”, en la que, con el tono coloquial y cercano que lo caracteriza, desarrolla su proceso creativo.